En medio de la suba de casos de coronavirus en el mundo y por temores a la segunda ola en el país, el Gobierno les pidió este martes a las aerolíneas, a través de una carta que envió a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), que reduzcan a la mitad los vuelos desde y hacia Brasil y en un 30% a Estados Unidos, Europa y México, por la situación sanitaria.

 

“Las líneas aéreas que operen desde y hacia Estados Unidos, México y Europa deberán modificar sus programaciones regulares a los fines de reducir en un treinta por ciento los vuelos semanales de pasajeros provenientes de dichos destinos”, señala el documento.

 

Asimismo, explican que también las líneas que operen desde y hacia Brasil “deberán modificar sus programaciones regulares a los fines de reducir en un cincuenta por ciento los vuelos semanales de pasajeros provenientes de dichos destinos”.

 

Esta medida regiría a partir del 1 de febrero y se pone en marcha por pedido del Ministerio de Salud, cartera que dirige Ginés González García, a partir de la situación epidemiológica de los distintos países.

 

“Cabe señalar que la citada cartera aclara que realizará una revisión periódica de la situación epidemiológica, con miras a restablecer los ingresos a la mayor brevedad posible. Hasta tanto ello sea posible, esta Autoridad aprobará las programaciones horarias en función de la decisión informada”, indican.

 

En estos días se espera que la ANAC reciba los vuelos que cada empresa reducirá para adecuarse al pedido del Ministerio de Salud.

 

Aerolíneas Argentinas indicó que ya venía reduciendo la cantidad de vuelos internacionales en las últimas semanas, producto de la caída de la demanda que se produjo por el pedido obligatorio de PCR para ingresar a Estados Unidos y tras el rebrote de contagios en Europa.

 

Copyright © La Nacion